Saltear al contenido principal
Redes sociales

Yo pertenezco al futuro

Por @DavidGuenni de @VFutura

Nací en el tardío siglo XX, mas no pertenezco al “siglo de las masas”. Yo pertenezco a una generación de individuos que nadan, sin querer ahogarse, en los mares de la desidia despersonificada por las paradojas del marketing, la corrección política y la mea culpa.

 No pertenezco a esa generación marcada por la bipolaridad entre socialismo y liberalismo; pertenezco a la generación sin ideología y por eso quiero trascenderla. No fui “revolucionario” en mis años mozos; ni soñé jamás con darle la mano a El Ché, solo para denostar, años después, de mi “inmadurez” pasada. Mi generación no tiene ídolos fijos ni absolutos, solo tiene anti-héroes.

Yo pertenezco a una generación que no conseguía un “por qué pelear”, ya que ninguno de los que hubo seguía siendo digno. Yo vengo de una generación que tenía que crear SU “porqué”, haciendo poco caso a la amplia gama de “cómos” disponible. A mi generación no le quita el sueño la técnica, a pesar de que imagina, vibra, come, respira, trabaja, se esparce, se mueve y se comunica con la más avanzada tecnología. A mi generación le fue pisoteada su niñez, pero siempre seremos niños.

No pertenezco a esa generación que nació en medio de la abundancia más alegre, jurando que la bonanza jamás se agotaría y que siempre podría confiar en la “racionalidad” del establishment (al que se limitaban a criticar en los mítines estudiantiles). Pertenezco a una generación asqueada del engaño, saturada de la mercadería electoral y deseosa de rehacer al mundo.

No “tiré piedras” en mi primera juventud: tuve que ocuparme de refutar a los que sí lo hicieron en la suya, y que ahora me dicen que la vía para combatir a la delincuencia es la pasividad, el “diálogo” y la “buena fe” del que negocia. Mi generación no es esa que solamente supo descargar su ira política, contra los delincuentes en el poder, votando por los delincuentes en la oposición; – que solo estaban abonando el terreno para ellos llegar a ser gobierno y terminar de destruir la Nación. Nunca creí en gente del MAS, ni de Causa R, ni del MIR, ni del MVR… Mi generación se rebeló contra los delincuentes, y es mi generación la que los va a hacer pagar por sus crímenes.

No pertenezco a esa generación formada en la izquierda chic de los años ’60 y ’70. Como dije antes, yo estoy más allá del espectro político; mis congéneres también lo están. Yo nunca creí en eso de que “la Historia es la historia de la lucha de clases”. Jamás me comí ese cuento de la “igualdad”, porque jamás viví nada remotamente parecido. Soy de una generación cuyos ojos no han presenciado convicción, solo mentiras y contradicciones. La generación de mis padres lo tuvo todo de la mano de los abuelos, y lo echó todo por la borda; mi generación presenció la destrucción de todo, y ahora le toca recuperar lo que los padres de los padres habían conquistado.

Yo pertenezco al futuro; a las ganas de inventar, a las ganas de redefinir al universo. Yo vengo de una época que conoce y mira muy bien hacia atrás, con aceptación y no con resentimiento, y que mira hacia adelante cuando se ve en el espejo. Yo nací hace poco, pero viviré para mucho, y será mucho lo que cambiaré. Recupero mi lado pasional, emocional, “irracional”, y me repotencio con la filosofía y la ciencia. –Somos guerreros e intelectuales al mismo tiempo. Ábrannos el paso YA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba