Saltear al contenido principal
Redes sociales

Cuna de héroes

Por @RafaelValera_ de @VFutura

En Venezuela Futura forjamos un mañana, y ese mañana no es uno cualquiera, otro tiempo escondido entre el pasto color “olvido”. Pensamos en un mañana libre, con olor a una Gran Sabana que saca a sus hijos a extasiarse con sus historias y paisajes multicolores. Conocido es que luchamos contra dialécticas que empañan la realidad y buscamos provocar una llamarada que destierre las tinieblas que ríen al vernos sumidos en la perdición que el Socialismo ha incubado.

La Libertad es nuestro valor supremo. Es el método más elevado, el ejercicio de ella, como escultores para lograr la estatua más perfecta. En este mismo sentido, para nosotros es inadmisible ir en contra de nuestro propio arte – porque sería ir contra nosotros mismos –. Concebimos sus colores como factor determinante de nuestra voluntad, es el poder de esta. Creamos con ella y somos responsables de sus implicaciones, lo que estimula nuestra formación como individuos necesarios para la protección de la República. En concreto: sólo vivimos como lo sabemos hacer, siendo libres.

La Juventud es para nosotros el beso de la Libertad. Esa caricia inocente pero segura de la magnitud de su efecto, con una potencia mayor a la del ejército más virtuoso, nos tatúa un símbolo en el centro de nuestro pecho, atravesando la carne que resiste el choque titánico de fuerzas. La percibimos como el misterio que los abuelos del “futuro-pasado” jamás lograron descubrir, una dama cuyo velo jamás pudo ser alzado para desocultar su rostro, las facciones de la realidad.

Somos causa y efecto, la vida de la vida misma. Somos el puño del soldado que recurre ansiosamente a la epístola romántica y epicúrea que casi vuela por sí misma hasta su excitante destinataria. Somos razón y pasión: gritos que al unísono son la Sinfonía del Triunfo.

Cada miembro en Venezuela Futura es un guerrero. Cada pareja de blasones y lanzas prosaicas son un mensaje que lucha en armonía, codo a codo con su creador. Somos una legión y un campo de batalla, luchando por la dama más hermosa que las flamas de nuestros rostros han podido iluminar.

En tiempos de nubes engañosas que auguran maldad, hemos logrado disipar sus tonos, correrlos de la obra de arte que vemos al despertar. Y por si no fuera suficiente, la historia ha sido relatada como debió haber sido: analizando sus hechos. La fábula de la supuesta “democracia dorada” perecía… Y nosotros la ayudamos a perecer, provocando que la fealdad de sus protagonistas fuera evidenciada. Esto ha sido para nosotros una gran avanzada en la batalla, ganando más espacio para la coronación de la Libertad en todo el territorio.

El núcleo del todo en nuestra base es aquello que mueve al mundo esencialmente. Que desdibuja el mapa de aquellos que quieren traicionar el fundamento de todo hombre y dibuja el Everest que queremos Venezuela sea. Nuestra Doncella Tricolor, ha parido los más ilustres humanos en el continente hace siglos… Hoy se repite la historia. Las cumbres añoran nuestras pisadas, las páginas nuestros poemas. Pero nos educamos también para desearles de vuelta, porque se es egoísta mas no mezquino con lo que nos ayuda a elevarnos.

Estamos fundando un ethos totalmente distinto a cualquiera que ha transitado la historia del venezolano, aprovechando de la tormenta para sembrar conocimiento. Contrariamos aquello que se ha perpetuado por décadas – razón intrínseca de los pasados tropiezos mayúsculos –, dando paso así a nuevos vientos que recorrerán el futuro Pináculo de las Américas.

Por ello, Venezuela Futura es brillo, voluntad, fraternitas y Libertad. Construimos con base en valores occidentales y republicanos, dignos de nuestros antepasados briosos que fundaron los pilares de la moral majestuosa, contrarios a cualquier ápice de dependencia y mediocridad. Entramos en esta formación como diamantes en bruto y nos proyectamos ante la vida como señores de nuestra propia existencia.

Al lograr esto, devendremos en una Élite preparada, conocedora, con una noción aristocrática de la vida que se yergue sobre su propios valores, capaz de demostrar el potencial de Venezuela como la madre de los que expulsaron a los capataces del terror. Venezuela Futura será conocida por ser el origen de los mejores, de los más aguerridos, de los que poseen una Voluntad de Poder tan grande como la II Independencia que experimentó la Nación. Será conocida por ellos, por Los Fuertes.

Venezuela Futura será reconocida como una cuna de héroes

Ahora y más que nunca,

¡Libertad o nada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba