Saltear al contenido principal
Gobierno De Transición Viene Luego Del Boicot

Gobierno de transición viene luego del boicot

El gobierno de transición, como gobierno de emergencia, es un régimen político temporal que debe ser nombrado para alcanzar dos objetivos: el primero, afianzarse en el poder para liberar al país; en segundo lugar, sentar las bases para poner orden y comenzar un nuevo sistema político.

Por @RoderickNavarro de @Rumbo_Libertad

Algunas características de este gobierno son las siguientes:

  • No puede nacer del resultado de unas elecciones porque la narcodictadura comunista destruyó el sistema electoral venezolano. Debe ser nombrado por el TSJ legítimo.
  • La junta de gobierno no estará integrada por miembros de la MUD ni el PSUV, por sus evidente colusión.
  • Miembros de la Resistencia cívico-militar formarán parte de este gobierno para cumplir el rol que le corresponde: reconquistar el territorio del enemigo invasor en un proceso de independencia.
  • Poseer un plan de gobierno definido que genere la confianza necesaria dentro y fuera del país para su legitimación política y social.
  • Ser reconocido por las organizaciones que conforman a la sociedad: iglesia, think tanks, universidades, gremios y militares. La diáspora venezolana, hoy también en Resistencia, también reconocerá este proceso.
  • Contar con el reconocimiento de los gobiernos aliados de la Libertad.

Entre las tareas que deberá cumplir este gobierno de transición se encuentran las siguientes:

  • Sustituir a los funcionarios de la diplomacia de la narcodictadura por otros fieles a la República.
  • Declarar la Independencia y reconquistar el territorio mediante la apertura del canal humanitario.
  • Recuperar los activos robados por el chavismo y que han sido congelados por los gobiernos de las naciones libres de la región, para ser utilizados en la reconstrucción.
  • Capturar a los culpables de los crímenes cometidos entre los años 1998-2018 para ser procesados por la justicia nacional e internacional.
  • Estabilizar al país política y económicamente.
  • Entregar el poder a quienes resulten electos en las futuras elecciones libres, cuando las circunstancias así lo permitan.

Para la recuperación del orden cívico y militar, el gobierno de transición será autónomo de cualquier injerencia o lazo con todos los actores que han llevado a Venezuela a su destrucción. Entre los resultados que destacarían de sus actividades podemos nombrar:

  • Asegurar la existencia e incolumidad de la población, el territorio nacional y las instituciones de la República.
  • Reestablecer las relaciones internacionales con base a la colaboración que responda a los intereses geopolíticos de nuestro país.
  • Contribuir a la pacificación de la región mediante el debilitamiento del narcotráfico, el extremismo islámico y el proyecto comunista Foro de São Paulo.
  • Incentivar el retorno de 4 millones de venezolanos a sus hogares para la reconstrucción del país con trabajo y esfuerzo.

El plan está claro y en marcha. El boicot que llevamos adelante el 20 de mayo nos hizo continuar con el proceso de debilitamiento de la narcodictadura exitosamente. La Resistencia está uniendo fuerzas para que cada quien asuma el rol que le corresponde en este proceso y el enemigo no podrá detener los pasos que nos harán un país libre.

Libertad o nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba