¿Por qué es importante usar protección solar?

Los protectores solares impiden que los rayos ultravioleta lleguen a la piel. Existen dos tipos de rayos ultravioleta, los UVA y los UVB. Estos pueden cambiar la estructura de la piel y causar manchas, quemaduras solares, arrugas prematuras y lunares, que pueden conducir a melanomas y cáncer de piel.

El papel de la protección solar en la supervivencia de la envoltura de la piel

El FPS es un indicador de la capacidad de protección solar de un producto. Cuanto más alto sea el número, mayor será la protección. Si la piel sin protección tarda 20 minutos en enrojecer, el uso de un protector solar con factor de protección 15 puede, en teoría, evitar el enrojecimiento más de 15 veces.

Los niños menores de seis meses no deben exponerse al sol y deben estar protegidos con crema solar, ya que su piel es muy frágil. Los niños deben estar protegidos cuando juegan al aire libre, como en los parques y las playas.

En el caso de los adultos, es importante tener en cuenta el tipo de piel y las actividades que se realizan cuando se necesita protección solar. Incluso las personas que trabajan en zonas protegidas y están expuestas a la radiación ultravioleta durante un corto período de tiempo durante el día.

Cómo utilizarlo

El protector solar debe aplicarse cada 2 ó 3 horas, preferiblemente 30 minutos antes de la exposición al sol. Es importante saber que existen dos tipos de protectores solares que mucha gente desconoce:

  • Pantallas: desvían la luz para evitar que penetre en la piel.
  • Filtro: absorbe parte de la energía solar.

El uso de protectores solares es esencial para mantener una buena salud de la piel. La gente suele pensar que sólo es necesario en verano o cuando se expone al sol. Sin embargo, aunque no estés en el exterior o aunque el día sea oscuro, los rayos ultravioleta dañan tu piel. Ya sea en invierno o en verano, la protección solar es esencial en todas las estaciones y en todas las épocas del año.