Spacex: El SN11 se prepara para volar

Spacex, una de las compañías de proyectos espaciales privados más famosa del momento, ha estado realizando religiosamente una serie de ensayos de vuelos y pruebas con los prototipos del cohete espacial modelo Starship, el más grande que han fabricado hasta el momento.

Durante todos estos ensayos, lo que busca la compañía es mejorar lo más posible el despegue y aterrizaje sobre la órbita terrestre, ya que la gigantesca nade de casi 50 kilómetros de altura debe aterrizar de forma vertical y en una pierza.

Siendo totalmente sinceros, el aterrizaje ha sido lo que más le acostado a Spacex. En diciembre del año pasado el Starship número 8 (SN8) hizo explotar uno de sus motores modelo raptor al impactar contra superficie en un aterrizaje que no se pudo controlar del todo.

Haciendo un recuento, sucedió la misma falla con el SN9 a principios de febrero de este año. EL mejor vuelo hasta ahora lo obtuvo el SN10, el único propotipo que logró el aterrizaje vertical sin problema alguno y sin embargo, al rato de haber aterrizado, el SN10 explotó y voló por los aires haciéndose añicos.

Hoy, Spacex sigue más firme que nunca y no piensa retrasar su cronograma de ensayos de vuelos, los cuales son llevados a cabo en la sede de la compañía en Boca Chica, Texas.

Gracias a todos los avances que ha logrado la compañía, da la impresión que cada vez están mucho más cerca de lograr su objetivo. El SN11 está listo para volar y gracias a los datos obtenidos durante la prueba del pobre SN10, este podría ser el mejor vuelo hasta el momento que presencie la humanidad.

Como Spacex ha reducido el tiempo entre el lanzamiento de un cohete y otro, el SN11 podría estar volando durante los próximos días, una vez que haya sido trasladado completamente a la plataforma de aterrizaje en la base de Boca Chica.